Me atrevo a juntar tres palabras que acumulan tanto… pero tanto. Y eso es peor si pensamos de manera tan amplia como teniendo en cuenta no solo la información global sino la interplanetaria, así como lo escuchan.

Entremos en materia e intentemos dejar un buen mensaje, y claro, en lo que nos permita un texto de aprox. 1000 palabras.

LENGUAJE:

Tengamos en cuenta que el lenguaje no es solo ese «sistema de signos que utiliza una comunidad para comunicarse oralmente o por escrito», que dice el diccionario Wordreference. Yo diría que hay sistemas comunicativos a distintos niveles. Por ejemplo, encuentro un lenguaje entre la mente y el sistema oral. A propósito de las neurociencias y el subconsciente, hay otro lenguaje que comunica nada mas y nada menos que el 90% de la información entre las personas, el lenguaje no verbal. También existen lenguajes por grupos sociales. Incluso me atrevería a decir que se dan lenguajes emocionales, como el lenguaje del amor… o el lenguaje del amor propio, el lenguaje de la comunicación con tus órganos internos…

INFORMACIÓN:

Los datos y la información vienen detrás del lenguaje. La información, por hablar de ella simplemente, puede ser vista de forma mas sencilla, sin embargo puede llegar a darse a interpretaciones, si el receptor lo sugiere… hasta eso llegamos!

COMUNICACIÓN:

Creo que la comunicación es una instancia de la información, o es la información con intensión. Sin embargo, se acercan o se parecen mucho, por ejemplo, lo que hace el lenguaje corporal es transferencia de información que, aunque sin intensión tácita, puede que esté impulsada por ese otro organismo ulterior denominado subconciente.

Casi nunca con discusión, la comunicación «tradicional» se establece como lo regular. Se quiere creer que las personas mayoritariamente dicen las cosas (transmiten la información) sin intensión, como que «comunican» de una manera natural, pero irremediablemente suelen ser intentos de poner sus puntos de vista, sino, ¿qué es eso denominado la opinión? Cuando se extienden las herramientas comunicativas como prensa, radio, televisión, etc, estos mecanismos se componen tanto de linea editorial como de intensión, y no hay nada que podamos hacer, millones de personas atienden con la boca abierta sin fijarse en el medio ni en la forma.

LA CONGRUENCIA:

Me pregunto yo ¿pero qué es lo que buscamos? ¿Queremos comunicar, transmitir una información, presumir de algo, persuadir…? ¿Qué hay allí, el interés por la congruencia o por una estética?

Tendríamos que poner en práctica una buena cantidad de ejercicios con exigentes jueces de por medio para analizar y sacar algunas conclusiones verdaderas. Ups! he tocado la palabra «verdad», creo que me estoy metiendo en peores berenjenales.

Intentemos describir/disertar la imagen de la cabecera:

«Tenemos a un hombre sin cara, ropa elegante, aparentemente un ejecutivo que quiere llamar la atención, eso parece porque lleva un megáfono. En últimas quizá no deba interesarnos la falta de cara, ya que estamos acostumbrados a los emoticonos que todo lo resumen, o quizá porque si añadimos los órganos del rostro, y además los gestos que puedan formarse, a lo mejor no es necesario pues con el gesto corporal hasta ahora es suficiente. Pero seamos mas exigentes y analíticos, ¿en dónde está incluida la imagen? ¿en Internet, en un blog, qué calidad de blog? ¿en una revista, por qué?

¿Y por qué el gesto tan agresivo, parece que regaña con su dedo recto, a quien va dirigido, a mi? ¿Será un político electo, un político haciendo campaña? ¿Será mi jefe? ¿Y si no llevara corbata sino una ropa mas deportiva, qué transmitiría?»