4 FORMAS DE HACER QUE TU SITIO WEB INSPIRE CONFIANZA

¿Crees que la apariencia de tu sitio web no importa? Reconsidéralo.

De acuerdo con un estudio, le toma a una persona menos de un segundo hacerse una opinión acerca de tu sitio web. Si las personas tienen una buena impresión, van a considerar navegar en tu página; de lo contrario, se irán.

Si un visitante se queda en tu sitio web, ellos continuarán juzgando su apariencia general durante su visita. Si las personas sienten que tu contenido o diseño no es atractivo, muchos de ellos dejarán de navegar en tu sitio.

Cubriremos cómo hacer que tu sitio web se vea más confiable, para que parezca ser un destino seguro en línea. A menos que tus visitantes se sientan seguros en tu sitio y confíen en lo que tienes que decir en tu sitio, te resultará difícil convertirlos en clientes.

Un sitio web confiable, por otra parte, puede ayudarte a generar más ventas, y los clientes se sentirán más seguros cuando ingresen información personal, como su correo electrónico, número de tarjeta de crédito y la dirección de su hogar.

Hay muchas maneras de demostrar la confiabilidad de tu sitio web y no todas están relacionadas a mejorar su diseño WEB. En esta guía que traemos junto a 2×3.cl, te mostramos algunas formas de hacer que tu sitio web inspire confianza:

1 – Un dominio de buena reputación

Lo primero que tus visitantes van a ver cuando entran a tu sitio web es el nombre de tu dominio (la dirección de tu sitio web). Deberías hacer tu nombre de dominio tan memorable como sea posible, aquí tienes unos consejos útiles para hacerlo:

Incluye tu palabra clave principal en tu dominio: por ejemplo, si vendes ropa, un dominio como “www.pedroropas.com” puede ser una buena opción. Le hará saber instantáneamente a un nuevo visitante de lo que se trata tu sitio.

Elige una extensión de dominio de calidad. Si bien hay muchas extensiones extravagantes que puedes elegir, utilizar una extensión simple como “.com, .store y .io es una buena idea”

Asegúrate de que tu nombre de dominio no sea una imitación. Antes de usar un nombre de dominio, debes asegurarte de que no esté registrado como marca. Si ya lo está, puedes ser demandado y te cerrarán el sitio web; incluso si no te metes en problemas, los clientes descubrirán que estás usando un nombre copiado y eso te hará parecer menos confiable.

2 – Un certificado SSL

Instalar un certificado SSL en tu sitio web es extremadamente importante. Aquí tienes tres razones que lo validan:

  • Crea una conexión segura entre tu servidor de alojamiento y el buscador web de tu visitante. Esto significa que cualquier intercambio de datos permanece completamente seguro.
  • Aumenta la confianza de tu sitio web. Una vez que el certificado de SSL se instala, los navegadores de internet mostrarán un candado verde junto a tu dirección web, lo cual indica que tu sitio es seguro.
  • Mejora las tasas de conversión. Si no instalas un certificado SSL, los navegadores de tus visitantes calificarán a tu sitio web como “no seguro”, incluso si no hay riesgo de seguridad, eso no se verá bien. Afectará la cantidad de ventas que obtengas en tu sitio web, además de que afectará tu posicionamiento en Google.
3 – Coloca adecuadamente los anuncios

Los anuncios son una buena manera de monetizar tu sitio web, por lo que es tentador sobrepasarse con los ellos; no lo hagas. Si bien puedes obtener algunos ingresos por los anuncios, colocar demasiados en tu sitio puede alejar a los clientes, lo que significa que podrías perder más dinero.

Este problema es especialmente común para los dueños de sitios web que han decidido usar anuncios emergentes. Esos anuncios pueden ralentizar los navegadores y realmente molestarán a tus visitantes, tanto que abandonarán tu sitio.

Si no quieres que eso pase, usa los anuncios en tu sitio web de una manera más conservadora que muestre tu respeto a los visitantes. Aquí tienes unos consejos sobre cómo hacerlo:

  • Menos es más. Mientras más anuncios ubiques en tu sitio web, tendrás menos espacio para el contenido por el que realmente realmente llegaron tus visitantes. En lugar de colocar diez anuncios en tu sitio y asustar a tus visitantes, solo coloca dos o tres. Hacer esto hará que tus anuncios desvíen la cantidad correcta de atención respecto a tu contenido y tus visitantes no se molestarán.
  • No mezcles tus anuncios. En muchos sitios web, los anuncios deben parecerse a las miniaturas o titulares del sitio. a veces, esta confusión se crea a propósito, por lo que los visitantes no saben si están haciendo clic en un enlace de contenido o en un anuncio.

A nadie le gusta ser engañado, y cuando se lo haces a tus visitantes, no querrán visitar tu sitio web nunca más. Asegúrate de que visualmente diferencias tus anuncios de tu contenido usando un color diferente o una ubicación más amplia.

  • Marca claramente los anuncios como anuncios. Etiqueta los anuncios de tu sitio web como anuncios. Por ejemplo, si hay un video o publicación de blog en tu sitio web, asegúrate de identificarlo claramente como un video promocional o publicación patrocinada.

Con estos tres consejos, crearás un sitio web que tengas ingresos por los anuncios sin violar el espacio personal digital de tus visitantes.

  • 4 – Diseño web de calidad
  • La mayoría de las personas prefieren un sitio que está diseñado para ser hermoso en lugar de uno diseñado para la simplicidad. Esto significa que un diseño hermoso tiene importancia y es algo que deberías querer para tu sitio web.

    A final de cuentas, la primera impresión que tu negocio hace proviene del diseño de tu sitio web. Las malas combinaciones de colores, texto ilegible y anuncios excesivos son algunos aspectos que pueden afectar la impresión que un visitante tenga de tu sitio. Aquí hay algunos puntos en las que te puedes enfocar para ayudar a que tu diseño web sea más hermoso:

    • Imágenes e ilustraciones únicas: nada crea desconfianza más rápido que las fotos genéricas y de mala calidad. Por eso siempre debes utilizar fotografías e ilustraciones originales y de alta calidad en tu sitio web.
    • Llamados a la acción prominentes: cada página del sitio web debería tener un llamado a la acción principal: un mensaje para realizar una acción específica en tu sitio. Por ejemplo, si deseas que un visitante busque tus productos o se registre para una prueba gratuita, ubica un llamado a la acción claro en tu sitio web que facilite la tarea de tus visitantes.
    • Diseño atractivo. Tu sitio web no se supone que sea un muro de texto. Más bien, debería ser una experiencia multimedia que contenga imágenes y videos. Agregar estos elementos a tu sitio web lo enriquecerá y hará que sea más agradable de usar.