camino al exito la venta

A los 47 años hice el primer clarísimo descubrimiento, EL CAMINO AL ÉXITO ES LA VENTA. Algunos de mis amigos cercanos me oían un tiempo atrás que ya venía hablando del tema de las ventas, pero no había llegado a tal claridad, solo estaba divagando en algunos argumentos bonitos por lo regular emanados de la herencia educativa de las redes de mercadeo, a veces muy elegantes.

Incluso llegué a decir que el error estaba en la palabra usada, hablé incluso en mi libro sobre destruir el concepto de la venta como tal, para reemplazarlo por el de intercambio, y adelanté comentarios sobre la humanización de la venta: la venta hoy por hoy debe ser más humana, mas legal, más justa.

Entonces convencido de que había hecho el primer gran descubrimiento, ahora sí del método del camino al éxito, lo consideré un verdadero paso; una gran creencia es de por si un gran paso. Ahora entonces me acostaré en mi pequeña cama de mi apartamento vacío, a pensar en el vocabulario e interpretación que deberé trabajar para dar el segundo paso gigante y para siempre, algo muy parecido a lo que Jordan Buffett denominaría “la línea recta”

Sin embargo, comenzare con una definición propia que no va en contra, sino que es complementaria, está claro que hay que comenzar en algún punto para luego llegar al éxito, por tanto, debemos establecer el siguiente punto, la llegada, y para llegar, ya sepamos que se ha de dibujar una sinuosa línea deforme. De modo que, dicho al principio o dicho ahora, lo que necesitamos al plantear un punto de partida es UN MAPA; y como estamos planteando desde el principio tener un plan, tener un mapa, entonces es como si tuviéramos el punto de llegada cerquita, de hecho, ya da latidos, está listo para ser materializado. Cogemos el lápiz y empezamos a hacer una línea que comienza en el punto de partida y dibuja una figura extraña que regresa a otro punto cercano al de partida, y adivinen que, hemos dibujado un MAPA, un proyecto realizable, una idea.

Terminé de concretar mi idea esta madrugada en que la clave está en las personas, el dinero está en las personas, el éxito es un asunto por lo social.

EL SENDERO DEL DINERO

En el proceso de hacerse millonario participan una cadena de hechos, pero sobre todo personas, recibimos dinero de la comprensión de las personas, pero no se trata de una interjección directa e insensible, es algo que se da con mucho tacto; el cómo” es el oro”, el intermezzo es el oro, el limbo es el oro. La riqueza está en el contacto con las personas, ellas son lo más importante, ¿y cuál es la herramienta de contacto? ¡Exacto, las palabras! La comunicación lo es todo en las personas, son las palabras las que mueven el mundo. Por ello LA VENTA es un instrumento irrefutable e invaluable. El dinero es lo que mueve o paraliza a las personas, y el vehículo son las palabras.

Neuromarketing en Cali – Ales Gutiérres